La planta utilizada para la elaboración del té es la Camellia Sinensis.

Para conseguir cada tipo de té, los brotes y las hojas se someten a diferentes procesos de transformación. Unos de los compuestos más importantes de la hoja del té son los polifenoles que contribuyen a la protección de las células frente al perjuicio oxidativo ocasionado por los radicales libres. Flavonoides que pueden ser una ayuda para la prevención de enfermedades cardiovasculares. Taninos, sales, minerales y vitaminas. Cafeína, que contribuye de manera normal al estímulo del sistema central nervioso. L-teanina, aminoácido que desarrolla un papel en la función normal de los neurotransmisores. La principal característica del té negro es que está totalmente oxidado. para ello se rompen las células enrollando las hojas y se permite que los jugos se depositen en su superficie, en este momento, la enzima polifenol oxidasa reacciona con el oxígeno y produce cambios físicos y químicos en los compuestos de la hoja transformándolos en otros de color marrón.

Desde siempre las hojas del té han sido aromatizadas. En el pasado el uso de flores, humo, especias o frutas ha ido convirtiéndose en tradición. Actualmente la afición a este tipo de tés ha provocado un crecimiento considerable de esta gama.

Mostrando todos los resultados 3

Show sidebar

Ametlla Canyella Bio

5,15
Ingredientes: 100% té negro con almendras, canela y aroma natural, de cultivo ecológico. Unidad venta 80g.

Earl Grey Bio

6,55

Ingredientes: 100% té negro y aroma natural de bergamota, de cultivo ecológico.

Unidad venta 80g.

Indian Chai Bio

5,95

Ingredientes: 100% té negro con canela, pimienta negra, jengibre, clavo y cardamomo, de cultivo ecológico.

Unidad venta 80g.